Clic en la imagen para una versión más grande  Nombre:	MV5BMTk1NDI2MzEyNF5BMl5BanBnXkFtZTgwODk3ODQyNzM@._V1_SY1000_CR0,0,675,1000_AL_.jpg Vistas:	0 Tamaño:	96.5 KB ID:	18047

Totalmente bajo el radar tenía esta película. Lo primero que me llamó la atención de High Flying Bird fue el tema, el basketball, y después la firma: el director es Steven Soderbergh. Desgraciadamente la experiencia no fue muy agradable. Aunque el tema tratado es interesante y polémico (las no del todo éticas negociaciones tras una huelga de jugadores en la poderosa liga norteamericana de baloncesto NBA), la película carece de emoción y profundidad. De hecho, parece más un capítulo de alguna serie o un documental. Filmada con un teléfono celular, la mano del director se percibe en muchas de las escenas y secuencias. Las actuaciones son buenas: jóvenes promesas como Zazie Beetz y André Holland, y veteranos como Zachary Quinto y Kyle MacLachlan, sumado a cameos y declaraciones de deportistas y periodistas reales. Lo flojo aquí es el guión. No daba para más, pero aun así la filmaron y allí están las consecuencias. Desapercibida totalmente. Una pena y una lástima. La NBA, que probablemente se podría haber sentido incómoda por la crítica implícita en esta película, al final suspiró con el resultado. En conclusión, no la recomiendo. Incluso ni para los amantes del basket.

Calificación: 5.0