Un momento. No se dejen llevar por el título. Cuando digo mi historia del rock argentino no quiero decir que pretenderé describir aquí un desglose histórico año por año de esa música. Ni loco me metería en algo así, pues no la conozco tan a fondo. Déjenme empezar por el principio. Mi principio.

Yo nací en el año 1978 en una ciudad del noroeste de México, muy cerca de la frontera con EEUU. Mis primeros recuerdos musicales son gracias a la radio. Mi padre era locutor en una estación local y era costumbre en casa escuchar sus turnos diarios de locución con programación musical del tipo pop, o balada romántica. Me recuerdo de cinco o seis años bailando frente al aparato de radio ubicado en la sala, con mis juguetes regados sobre los muebles, mientras mamá hacía algo en la cocina. Así fue diariamente por unos años hasta que crecí.

A los diez u once años acompañé a un amigo a visitar la casa de otro niño del barrio. Este niño tenía un hermano un poco mayor, de unos trece o catorce años. Mientras jugábamos con el hermanito, el hermano mayor nos presumía orgulloso sus discos LP´s. De entre todo lo que nos platicó de música un nombre se quedó grabado en mi memoria: Enanitos Verdes.
A los doce años entré a la secundaria y empecé a fijarme más en la música o para ser más preciso, en lo que decía la música. Anteriormente mi mente estaba enfocada básicamente en deportes. Bien recuerdo cuando un amigo de la escuela primaria me preguntó que si qué música me gustaba, -Ninguna- le dije. -Pero eso no es posible- me dijo el niño asombrado. -A todos nos gusta algo. -Pues a mí no- le insistí convincentemente. Al año siguiente eso cambió.

Era 1990. Llegaba a casa de la escuela secundaria -iba en el turno matutino- y mi rutina era comer, hacer las tareas y escuchar radio. Por aquellos años sonaba mucho en las estaciones de mi ciudad un músico argentino. No lo etiquetaban comercialmente como rock, y lo programaban junto a artistas de pop, algunos se referían a él como profesor de matemáticas:
Miguel Mateos tuvo bastantes éxitos por aquellos años. Incluso hoy en día él podría hacer giras por todo México y nunca le faltarían fechas. De igual manera todavía muchos discuten si su música es rock o no; pues el rock, el verdaderamente rock argentino, llegó a mi país, o específicamente a mi ciudad, por otro lado: